Antes de ponernos a escribir este comunicado hemos pensado si aprovechar alguno que ya
hubiéramos hecho antes porque esto es el cuento de la marmota.

Hace ya casi 9 años que el movimiento por el derecho a una vivienda ha ido avisando con
antelación qué consecuencias nos iríamos encontrando las ciudadanas debido a las políticas neoliberales de los distintos gobiernos de este país.

Cuando nos reuníamos con Ana del Frago, avisamos que se iban a producir desahucios. Con Silvia Fuster, avisamos que de esa calma temporal que provocaron los alquileres sociales que conseguimos arrancar de los bancos era falsa y que se tenían que tomar decisiones valientes. Avisamos que se estaba creando una tormenta perfecta que haría subir los alquileres, los precios de los pisos y que todas las afectadas de las hipotecas que tenían alquiler social para que cuidaran las nuevas propiedades de los bancos adquiridas mediante subastas de impago, se irían a la calle cuando el valor de las viviendas fuera atractivo para esos fondos de inversión.

Pues llegó la ola. Y nos ha pillado sin capacidad de reacción. Y en eso todos somos un poco culpables. La PAH por no haber presionado más, las asociaciones de vecinos que se han convertido en asociaciones culturales mientras sus vecinas se van a la calle. Los movimientos sociales que no han sabido implicarse en esta urgencia. Y por supuesto, los partidos políticos en los que las ciudadanas confiamos para que gestionen lo común y sus recursos.

Y llegados a esta situación nos encontramos con un nuevo gobierno del PSC que tal y como está haciendo en todos los municipios donde gobierna, utiliza la misma táctica que practicó en Barberà durante los 30 años que gobernó: ponerse de perfil y dejar que los técnicos decidan qué hacer en cada situación. El simple hecho de que un mismo regidor lleve 15 responsabilidades que pasan desde deportes hasta protección de la salud da a entender que para este consistorio, el problema de los desahucios, las infraviviendas y el derecho a una vivienda digna no es una prioridad.

La excusa de que “ los de antes” no sirve por la sencilla razón de que cada semana tenemos casi 3 desahucios o intentos en la ciudad. Esas familias no pueden esperar a que sus excelentísimas obtengan la inspiración divina que les otorgue las respuestas. El gobierno local se tiene que poner de manera urgente a trabajar. Los partidos de la oposición se tienen que poner a apretar, los movimientos sociales tienen que alzar la voz. Y la PAH, una vez más va a poner todos sus esfuerzos, recursos y rabia en presionar para que esta vergüenza colectiva se acabe.

Desde aquí y ahora os decimos que no vamos a aflojar, no nos podemos permitir ese lujo. Desde aquí y ahora nos vais a oír bien fuerte.

Los lunes a las 18h en Marquesos de Barberà 58 nos podéis encontrar, para sumar seréis
bienvenidos.

Barberà del Vallès, 24 de Octubre de 2019

FER UN COMENTARI

Deixa el teu comentari
Introdueix el teu nom