Desconcertados y cabreados

0
147

Tristeza, frustración, rabia, impotencia, desdén, hastío y cansancio de escuchar que sin la responsabilidad de la población, este virus no se detiene. Y es cierto pero, ¿cómo han ejercido la suya nuestros gobernantes?

Diciembre 2019. Surge un virus en China. No era preocupante dijo la OMS.

Enero de 2020. China construye hospitales exprés gigantescos mientras los gobiernos europeos nos dicen que aquí no llegará.

Febrero. Llegó a Europa el Covid y dijeron que era como una gripe. En casa, el delegado del gobierno, el Govern y la Sra. Colau hacían una rueda de prensa: Barcelona es segura y puede acoger el Mobile Word Congress.

Marzo. El Covid empieza a colapsar hospitales en España. Se transmite por gotas, dice Fernando Simón. Distancia de 2 m. No se necesita mascarilla. A finales de marzo, ya hay evidencia de transmisión por aerosoles.

Abril. Confinados, en principio sólo dos semanas dijo Pedro Sánchez.

Mayo. Desescalada progresiva cada dos semanas. Pero de la fase 3 a la nueva normalidad tardamos 24h.

Junio. Siguen sin reconocer la transmisión aérea. Ninguna previsión para estudiar la ventilación en escuelas, empresas, hostelería, ocio ni protocolos para poder reabrir con seguridad.

Julio. Falta de rastreadores, se pierden las cadenas de transmisión mientras los gobiernos se apresuran a decir que España es segura. Catalunya, con el Sr.Torra aún, lanza al resto del Estado una campaña “Catalunya es tu casa”.

Agosto. Vacaciones, claro.

Septiembre. Esperpéntico inicio de curso. Descoordinación entre Salut i Ensenyament.  Noticias de posibles protocolos que cambian cada día y desconcierto e indignación general en las familias y docentes. Empezamos con unas cifras que cuadriplican las aconsejadas por los expertos para empezar. Ya insinúan que el virus se puede trasmitir por el aire y que la ventilación es fundamental. ¿Nadie cayó que venía el frío?

Octubre. La Generalitat amenaza con cerrar ocio, hostelería, y extraescolares. Madrid lo contrario y al borde del caos sanitario. La Sra. Ayuso, vaya personaje oigan, en un ataque de sensatez nunca visto, hace caso a los expertos y empieza una estrategia, que reclamaba para Catalunya el Dr Oriol Mitjà, especialista en enfermedades infecciosas (al que ERC le negó un cargo, según él mismo explicó a propuesta del Sr. Torra): uso de test rápidos de antígenos masivos.

Noviembre. Catalunya cerrada, Madrid abierta. El Dr. Mitjà declara que le encantaría trabajar en Madrid por lo bien que lo está haciendo. Lo dijo en TV3, pensé que al presentador le daba un síncope.

Y mientras en Barberà… nada. Nada de nada, como el último año y medio vamos.

Tenemos unos dirigentes más preocupados por las encuestas que por colaborar en salir de este problema. Tenemos unas instituciones deslegitimadas a causa de los abundantes casos de corrupción. Un desarraigo que alimenta a los grupos radicales. Hagan el favor de marcar una hoja de ruta y una estrategia a largo plazo, dirigida sólo por expertos y dejen de dar golpes de timón y titulares de diario a conveniencia. Es un deseo de una mayoría aplastante de la ciudadanía que seguro caerá en saco roto.

Normal que estemos desconcertados y cabreados.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here