El pleno breve

0

Desde el inicio de la legislatura el tercer miércoles de cada mes se celebra el Pleno ordinario del Ayuntamiento de Barberá del Vallés. A las 7 de la tarde, los asistentes más asiduos hacíamos cola en la puerta del Ayuntamiento y corros en la Plaza de la Vila esperando acceder al Salón de Plenos.

En algunas ocasiones, debido a la afluencia y al aforo limitado de la Sala, la policía local gestionaba el acceso a los asistentes. En la fila, intercambiamos no sólo saludos sino también opiniones acerca del orden del día, algo que ahora parece ya muy lejano y, hacer cola para este evento, se ha convertido en algo impensable. En los plenos en los que se esperaba mucha afluencia, las colas se iniciaban casi una hora antes para asegurar el acceso, como por ejemplo los que trataron temas como la situación de los Huertos en Barberá, o el Impuesto de la AMB. Se hacía notar la voz de la ciudadanía.

En casi un año, han cambiado muchas cosas, entre ellas el modo de celebración de los Plenos del Ayuntamiento.

Los problemas técnicos de conexión se han ido subsanando progresivamente, no obstante, sigue existiendo a mi entender un problema, los ciudadanos no pueden hacer una pregunta en el Pleno con absoluta sencillez. Aunque el mecanismo de presentación de la instancia para la solicitud no ha variado, hay problemas técnicos y este método telemático, no acaba de calar en la ciudadanía.

El Pleno se transmite a través de Radio Barberá (98.1 FM), también se puede seguir a través del canal de YouTube del Ayuntamiento. Además, aquí en Veus, se incluye la opinión de todos los partidos mensualmente sobre los temas que actualmente preocupan a nuestra ciudad y su posición en los temas del orden del día de cada Pleno.

 

En esta ocasión, el Pleno ordinario del mes de enero, ha batido el record de brevedad, poco más de 50 minutos, un pleno flash cuando en anteriores ocasiones se ha conseguido batir el record (si existe registro) alcanzando duraciones de 5 y 6 horas, sin detrimento de la importancia de los temas que se han tratado.

Por último, a un representante de la comunidad de vecinos de un bloque del Parc Europa que solicitó la palabra, para tratar un tema de hechos violentos sucedidos en los últimos meses en su barrio, no pudo acceder presuntamente por motivos técnicos, aunque el Alcalde comunicó que se le daría respuesta por escrito, y le invitó al pleno siguiente si era preciso.

A través de todos los medios de comunicación que disponemos se intenta transmitir la información de nuestra ciudad al mayor número de oyentes, lectores… a la ciudadanía en general, aunque da la sensación que, por ejemplo, la gente de más edad queda un poco relegada al no recibir esta información de primera mano, como cuando era posible la audiencia pública, donde había una asistencia a los plenos y las intervenciones se hacían “en persona”. Es un objetivo a mejorar, a la espera que la situación nos lo permita. La situación actual no puede ser una excusa para no transmitir la información con transparencia, ni mucho menos para que el pueblo de forma fácil y accesible, pueda expresar sus inquietudes, malestares o problemas en el pleno de la corporación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here