Salud mental, adicciones

Rosa García Toldrà

Reconozco que no tengo experiencia propia en el tema de las adicciones, por lo que simplemente me limitaré transmitir a través de este artículo lo que me han explicado compañeros con experiencia propia en este tema.

Se denomina Patología Dual cuando una persona sufre a la vez una problemática de salud mental y una adicción. Una adicción se considera no química cuando no es necesario ingerir ningún tipo de sustancia para la obtención de una determinada sensación, habitualmente placentera. En las adicciones de tipo no químicas, también se busca sentir un determinado estímulo, por ejemplo, el subidón de adrenalina que obtienes cuando te sale el premio gordo en una máquina tragaperras. Hace poco que se empezó a conseguir que los profesionales de salud mental y los de adicciones trabajasen de forma conjunta y compartieran espacios en los centros de salud mental.

En estos momentos, cuatro de cada diez consultas a un profesional experto en adicciones son acerca de adicciones no químicas. Se espera que en los próximos años las adicciones no químicas superen en número a las químicas.

Hay que diferenciar entre adicción y abuso o uso excesivo. Por ejemplo, en cuanto al uso de los teléfonos móviles o de las diferentes redes sociales, estar muchas horas metido en las redes sociales puede ser una forma de procesar el estrés.  En estos casos se permite que la persona siga pasando horas en las redes, puesto que podría decantarse por otra forma de procesar el estrés que fuera dañina. La solución pasaría porbuscar la causa del estrés y atajarla. Así, poco a poco, la persona necesitará pasar menos tiempo en las redes sociales o chateando.

Cuando una persona tiene una adicción en concreto, una de las claves es saber qué posible beneficio le aporta. Por ejemplo, varios adolescentes que fuman porros en el parque les aporta la sensación de pertenencia al grupo y a nivel individual la sensación de encajar con el resto del grupo.  Una vez asistí a una charla de un psiquiatra acerca de la planta del cannabis, en ella comentaba que en el norte de Europa no se vendía el mismo tipo de planta que en el sur de Europa o en el norte de África. Y no, no es inocua, sino que actúa como un amplificador, que eleva las posibilidades de sufrir un episodio de psicosis. El tipo de planta es una de las causas de que en el norte de Europa haya un mayor número de adolescentes que han sufrido algún tipo de alucinación.  Cuando se habla del uso medicinal del cannabis, hay que tener en cuenta el tipo de planta que se usa para tal fin. Ni todos los claveles son iguales, ni todos los tomates, ni todas las peras, por lo que dentro de las plantas del cannabis tampoco.

En una adicción no importa que lleves diez años sin consumir, en el mismo instante en que vuelvas a jugar a las máquinas tragaperras, beber alcohol o fumar un cigarrillo, vuelves a la casilla de salida.

Fotografía: La adicción nos hace perder el control de nuestros actos. Salir de ella es una liberación. Fotografia Creative Commons.

FER UN COMENTARI

Deixa el teu comentari
Introdueix el teu nom